We use cookies to ensure that the website works as intended and to collect statistics on its use so that we can improve your web site experience.

×
logo


LA SUSTENTABILIDAD ES FUNDAMENTAL

BAJO IMPACTO AMBIENTAL

Reduciendo la huella de carbón

Entre todos los beneficios que supone la inclusión del krill en los piensos, el bajo impacto ambiental es uno de los más importantes. Al incluir el krill en la composición de los alimentos acuáticos, se puede reducir el impacto ambiental del salmón y del camarón. Esto es importante, ya que la composición de los alimentos para la acuicultura es el insumo más importante que contribuye a la huella de carbono de los productos de la acuicultura, como el salmón de piscifactoría. Para explotar todo el potencial de la acuicultura en las próximas décadas, los avances e innovaciones en los alimentos para la acuicultura son un factor clave imprescindible. Garantizar que haya suficiente capacidad de nuevas materias primas con baja huella ambiental, identificando las composiciones más sostenibles y de bajo impacto, requerirá contar con una gama de soluciones diversas. El krill es una de ellas.

Escasez de recursos y necesidad de más alimentos marinos 

El 60 por ciento de las poblaciones de peces mundiales están sobreexplotadas o explotadas hasta su capacidad máxima. Es necesario alejarse de los ingredientes marinos sobreexplotados para el crecimiento sostenible de la acuicultura. QRILL Aqua es un ingrediente marino de origen fiable y sostenible que se utiliza mejor como facilitador para promover un crecimiento más rápido y mejorar la salud y la calidad de las especies marinas cultivadas. El krill es un facilitador para conseguir más con menos.

Huella de carbone de los productos QRILL de Aker BioMarine

Los ingredientes marinos, como el krill, en las fórmulas de los piensos mejoran la huella de carbono de los productos del mar cultivados. Aker BioMarine ha realizado un análisis de evaluación del ciclo de vida de nuestros productos que muestra el efecto ambiental superior que tienen nuestros productos de krill en las fórmulas de alimentación. Además, trabajamos continuamente para reducir la huella ambiental a lo largo de toda nuestra cadena de valor junto con nuestros socios. Por ejemplo, nos hemos comprometido a reducir aún más las emisiones de nuestras embarcaciones, plantas de procesamiento y operaciones logísticas modernas y energéticamente eficientes.

La sostenibilidad de la pesquería de krill 

El krill es una de las especies más abundantes de la tierra. Ubicado en la parte inferior de la cadena alimentaria, el krill se alimenta de plancton, lo que significa que tiene niveles muy bajos de dioxinas y PCB similares a las dioxinas. Aker BioMarine ha desarrollado desde 2006 la recolección y el procesamiento de krill del Área 48 del Océano Glaciar Antártico (Península Antártica) en ingredientes de alimentación acuícola de alta calidad.

CCAMLR.org (Comisión de Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos) gestiona la pesquería de krill de forma preventiva y basada en el ecosistema. El límite de captura de krill antártico se establece en menos del 1 % de la biomasa estimada de 63 millones de TM en el Área 48. Las capturas se dividen en cuatro subáreas y la CCRVMA las supervisa de cerca. Aker BioMarine, en colaboración con científicos y ONG, se ha movido para implementar medidas de la industria como zonas restringidas voluntarias con las que la empresa se abstiene de recolectar a 30-40 kilómetros de las colonias de pingüinos durante la temporada de reproducción.

Aker BioMarine contribuye sustancialmente a la investigación antártica cada año, por ejemplo, mediante la monitorización de la biomasa acústica para la CCRVMA. Además, la compañía financia el Fondo de Investigación de Vida Silvestre (AWR) www.antarcticfund.org, que es administrado por una junta con Aker BioMarine y representantes de diversas ONG. AWR facilita y promueve la investigación independiente sobre el ecosistema antártico, y se basa en recomendaciones de un grupo asesor científico, que fue creado para garantizar una Antártida resiliente y para llenar las lagunas de conocimiento sobre el ecosistema. El fondo, desde su creación en 2015, ha financiado aproximadamente 1 millón de dólares en proyectos científicos.

Vea nuestro video

Es sustentable la pesca de krill en la Antártida?